EL GREMIO MÁS IMPORTANTE DEL NORTE DEL PAÍS              

WhatsHelp Chat Button

Cámara de Comercio reconoce a las familias empresarias más destacadas de La Libertad

  • Nuestra institución instituye evento para hacer un merecido homenaje a aquellas familias que dejaron un legado importante en el ámbito económico, social y cultural.

 

1

 

Trujillo, 5 de abril de 2016.-La Cámara de Comercio y Producción de La Libertad (CCPLL) reconoció a cinco familias destacadas de La Libertad en la primera edición de un evento especial que buscará instituirse como referente regional para honrar el legado y trayectoria de honorables familias que marcaron un hito en los ámbitos económico, social y cultural.

 

La presidenta de la CCPLL, Rosario Bazán de Arangurí, subrayó que la ceremonia obedece a una iniciativa del gremio empresarial por dar un merecido homenaje a aquellas familias que han sabido construir, a lo largo de diferentes generaciones, un legado no solo para la ciudad de Trujillo sino también para la región La Libertad.

 

“Esta importante distinción que otorga nuestra Cámara por primera vez cobra especial importancia debido a que las familias que distinguiremos son íconos y extraordinarios referentes que deben ser emulados por las nuevas generaciones de familias emprendedoras”, manifestó.

 

Los criterios para distinguir a estas familias se enfocaron en las siguientes valiosas cualidades: su destacada trayectoria empresarial para trascender en el tiempo, la diversificación de sus negocios, capacidad de innovación, generación de empleo decente y productivo, así como el amor a la cultura y costumbres trujillanas.

 

Distinguidos

 

La jornada de condecoraciones inició con la familia Baanante. La historia comercial de esta familia se remonta a los años 30 cuando don Enrique Baanante Alva establece su propia empresa importando e instalando máquinas a vapor para modelar sombreros, luego de ganar experiencia en el rubro en viajes por varios países de Europa. Buscando ampliar sus horizontes, establece en el Centro Histórico la casa comercial de venta de mercaderías más grande de Trujillo: La Casa Baanante, que se hizo famosa con el lema: “La casa del rico, del pobre y del más elegante”. El negocio rindió frutos y fue fuente de ingresos para construir el Edificio Baanante o Mercaderes, que empleó a 65 personas. Poco después asumió la distribución de automóviles y camiones Volvo para la región norte del Perú. Don Enrique Baanante tuvo siete hijos, cinco hombres y dos mujeres.

 

Luego, la CCPLL reconoció a la familia Cassinelli. La más destacada figura de esta familia fue el Sr. Enrique Cassinelli Chiappe, italiano de origen y fundador de la empresa Fratelli Cassinelli, junto a sus 4 hermanos. Su espíritu progresista lo hizo incursionar después en negocios como un salón bar y una confitería y pastelería.  En 1960, la empresa cambia de razón social por Enrique Cassinelli e Hijos S.A. Con los años, crean otras unidades empresariales como Hielos Cassinelli, Hielos en Cubitos y Aguafiel. Actualmente, la empresa cuenta con maquinaria de última generación en el rubro, distribuyendo en las principales ciudades del norte del país y dando trabajo digno a más de 100 personas.

 

Seguidamente, se distinguió a la familia Nestorovic Razzeto. Los grandes emprendedores de esta familia fueron los Srs. Abelardo Razzeto y Dragui Nestorovic Markovic, fundadores de Productos Razzeto y Nestorovic S.A.C. En 1977, al trasladarse a la zona industrial de Trujillo, se consolida como una de las más grandes plantas productoras de embutidos a nivel nacional. Sus productos se introdujeron con éxito en 13 departamentos del país. Cuenta con profesionales altamente capacitados así como certificaciones que garantizan la calidad de sus productos. Otras firmas del grupo empresarial son Yugofrío, Yugocorp y Grupo DN.

 

 

 

5

 

Después, la CCPLL condecoró a la familia Pinillos Goicochea. El máximo legado de esta familia recae en el Sr. Alfredo Pinillos Hoyle, uno de los fundadores de la CCPLL. En su gestión, impulsó la construcción de una carretera a la sierra liberteña, la cual llegó hasta Quiruvilca en 1927. En junio de 1924, desde el gremio empresarial, promovió la creación de la Compañía de Bomberos Salvadora de Trujillo. También logró defender la existencia de la Universidad Nacional de Trujillo ante el intento de clausurar esta casa de estudios en 1920. Alfredo Pinillos Hoyle se casó con Doña Elisa Goicochea de Pinillos, y producto de este matrimonio tuvo 11 hijos, dos de los cuales fueron presidentes de la CCPLL: Alfredo Pinillos Goicochea y Máximo Pinillos Goicochea.

 

 

6

 

 

Finalmente, se premió a la familia Ganoza Vargas, siendo uno de los personajes más connotados de esta familia don Guillermo Ganoza Vargas, conocido como “El Gran Chimú”. A los 28 años fundó la primera fábrica de jugos Líber y la primera envasadora de vegetales del Perú, con la cual se convirtió en el pionero y forjador de la industria de conservas en el país. Desde la fundación del Banco Nor Perú, propugnó la preservación de casonas coloniales. Asimismo, fue creador y fundador principal del Concurso Nacional de Marinera. Igualmente, logró que se impulsen trabajos de conservación en Chan Chan y las Huacas del Sol y La Luna, que luego fueron difundidos al mundo entero por la National Geographic.

 

 

7

 

Saludo especial

 

Cabe mencionar que la presidenta de la CCPLL, Rosario Bazán de Arangurí, hizo un agradecimiento especial al Sr. Alberto Goicochea Iturri, quien contribuyó denodadamente en la elección y recopilación de datos de las familias condecoradas. “Encabezó una comisión que se ha dado un tiempo y espacio para determinar qué familias trujillanas deben ser distinguidas y sobre todo que sean un modelo a replicar por su impacto a favor de nuestra sociedad”, puntualizó.

 

8

Read 1950 times
Rate this item
(0 votes)