EL GREMIO MÁS IMPORTANTE DEL NORTE DEL PAÍS              

WhatsHelp Chat Button

Cámara de Comercio pide respeto y serenidad en conflictos laborales

  • Debido a los recientes disturbios sociales de algunos trabajadores de empresas regionales, la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad hizo un llamado a la tranquilidad para evitar que los conflictos alteren la paz social.

 

conflicto

 

Un llamado a la serenidad, paz y tranquilidad públicas hizo la presidenta de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad, Rosario Bazán de Arangurí. Dijo que ante la escalada de hechos de violencia que se vienen suscitando en contra de algunas empresas agroindustriales, mineras e industriales, así como de algunos de sus trabajadores en nuestra región, siente el deber de manifestar su rechazo a aquellas manifestaciones que se han presentado con inusitada violencia, que están alterando la tranquilidad y el orden público.

 

La presidenta del gremio empresarial dijo, asimismo, que frente a esta situación de violencia y de alteración de la tranquilidad pública, pedimos que la policía actúe con la decisión que se espera para resguardar el orden, al tiempo que invocó a los dirigentes gremiales procedan con ponderación evitando la ocurrencia de actos violentos. Del mismo modo invocó a la Gerencia Regional de Trabajo así como a las autoridades de la región, actúen en estricta aplicación de ley, sin dejarse presionar por acciones violentas o sociales, o por políticas propias del momento.

 

Muestra preocupación por el momento político

 

Rosario Bazán manifestó que dado que tenemos un proceso electoral muy cerca llama poderosamente la atención los elevados niveles de violencia pues apenas faltan dos semanas para las elecciones generales, cuando por el contrario debe crearse un ambiente propicio para que la población aprecie las propuestas de los diferentes partidos políticos y así adopte la mejor decisión para el futuro del país, y al mismo tiempo reiteró el llamado a la Policía Nacional, como al Ministerio Público para que actúen con firmeza y en estricto cumplimiento de la ley y así evitar más daños a la integridad de las personas, así como a la propiedad pública y privada.