Las nuevas claves proteger tus cultivos y salvar la cosecha

  • La mosca de la fruta afecta tanto a grandes empresas agroindustriales como pequeños productores de nuestra región, dañando su producción, imponiendo mayores gastos debido a la implementación de medidas de control de la plaga, reduciendo la calidad y el valor de la fruta, así como restringiendo el acceso a mercados internacionales y locales debido a restricciones sanitarias impuestas a las zonas infestadas.

 

 

  

 

 

Por: Ing. Marco Luján [1]

 

Ceratitis capitata “mosca mediterránea de la fruta” una de las plagas más destructivas del mundo debido a su capacidad de tolerar climas cálidos y fríos mejor que otras especies de mosca de la fruta, así como su gran variedad de sus hospedantes porque afecta a más de 200 especies vegetales entre frutales y hortalizas, en el Perú se le constató por primera vez en el año 1956 en la región de Huánuco y a partir de ese año se ha detectado en todos los valles y zonas frutícolas del país.

 

En el caso de frutales, los huevos de esta plaga son colocados en paquetes debajo de la piel de las frutas, pueden colocar entre 300 a 400 huevos por generación, sus larvas son de color blanco amarillento y se les reconoce porque al tocarlas dan pequeños saltos, los daños que las larvas generan es barrenar la pulpa de la fruta provocando el ingreso de hongos y bacterias que provocan la pudrición del fruto y posterior caída al suelo del fruto picado.

 

Referente a su ciclo biológico, el adulto vive de 30 a 60 días y en cada fruta las hembras colocan sus huevos en grupos de 1 a 20, su madurez sexual la alcanza al 5° o 6° día de la emergencia, al año pueden presentar entre 10 a 16 generaciones.

 

Si bien es cierto que aún no se tiene un control biológico eficiente, pero se vienen realizando estudios con la aplicación del hongo Beauveria bassiana para un control de esta plaga, pero si se tiene estudios avanzados en lo referente al control autocida, se llama así a la técnica del insecto estéril (TIE) que consisten en traer del campo una plaga y reproducirla en laboratorio en grandes cantidades en forma artificial, luego esterilizarlos mediante radiaciones gamma para que no se puedan reproducir y devolverlas al campo en forma masiva, las moscas estériles llevan marcadas en su cabeza o cuerpo polvos fluorescentes de colores que sirven para apreciar su longevidad y dispersión natural.

 

El control cultural está enfocado a desplegar acciones permanentes, orientadas a reducir los estados inmaduros de la plaga mosca de la fruta, tales como huevos, larvas y pupas. Entre las principales acciones se recomienda: recoger los frutos malogrados, en planta y suelo, para enterrarlos en un hoyo con una profundidad aproximada de 40 centímetros. Estas labores deben realizarse por lo menos dos veces por semana.

 

Estas labores se complementan con el rastrillado de suelo (debajo de la copa del árbol) que permite exponer las larvas y pupas a los rayos del sol, y a enemigos naturales como son los pájaros o gallinas, cuando se alimentan de ellas, así mismo podas sanitarias, raleo de árboles, recojo de la fruta caída al suelo máximo cada dos a tres días.

 

Según el SENASA erradicar esta plaga significa un ahorro anual para los productores hortofrutícolas de aproximadamente S/1,200 soles por hectárea; por ello, es importante que más productores se sigan sumando a esta labor, puesto que, aún existen productores que dejan sus campos olvidados, permitiendo que esta plaga encuentre condiciones favorables para reproducirse.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[1] Administrador del Colegio de Ingenieros del Perú – Consejo Departamental de La Libertad

Read 1393 times
Rate this item
(0 votes)